Cuando te compras un coche, vas al concesionario, compruebas que el coche está en condiciones y funciona adecuadamente, se firma un contrato de compraventa, entregas el dinero, y termina la transacción. Y a partir de aquí, comienza una nueva etapa de mantenimiento del coche: cambiar el aceite, cambiar las ruedas cuando se gastan, hacerle un chequeo rutinario de vez en cuando…etc. Son servicios separados, y hay que delimitar el fin de una etapa y el comienzo de la siguiente.

Lo mismo ocurre cuando te compras una web. Se trabaja en su diseño, y cuando te la terminan, compruebas que funciona adecuadamente, se firma un documento de fin de diseño web y buena ejecución, entregas el dinero correspondiente, y termina la transacción. Y a partir de ahí, comienza una nueva etapa de mantenimiento y soporte de esa web: copias de seguridad, actualizaciones de CMS y plugins, hacerle una limpieza de spam y malware de vez en cuando, etc. Son servicios separados, y hay que delimitar el fin de una etapa y el comienzo de la siguiente.

En nuestra agencia de marketing online, cuando terminamos tu sitio web, te compartiremos un documento denominado DISEÑO WEB – FINALIZACIÓN & ENTREGA.

El cliente cuyo sitio web ha sido terminado, debe navegar por su web y comprobar que todo está ejecutado de acuerdo a lo pactado y funciona correctamente, y por lo tanto, confirma que el diseño web ha finalizado con buena ejecución, y se cierra esta etapa de su proyecto online.

SI DEBE RELLENAR Y ENVIARNOS ESTE DOCUMENTO, PUEDE DESCARGARLO AQUÍ.